Eramos Ricos y no lo sabiamos

el mundo respira

Hoy salí de mi casa al super y nunca había tenido tanto miedo de acercarme a las personas, de tocar cualquier cosa, pensando en que no soy paranoico me di cuenta de que en mi interior siempre tengo ese miedo.

Lo que me queda claro es que los pulmones de la tierra necesitan respirar, los árboles ya no los están talando, mis vecinos pasan más tiempo con sus hijos, los ricos pensaron que el dinero compraba la felicidad, Cristiano Ronaldo y Messi tenían más éxito que los médicos, el estrés laboral aveces llevaba discusiones a la casa, un líder mundial levantó un muro en donde nadie se acerca, mucho menos lo quiere subir, y un día de la nada el mundo se paró y entonces la tierra comenzó a respirar aire puro y las aguas volvieron a cristalizarse, los animalitos comenzaron a habitar en paz, sin caza, en las calles, la naturaleza es tan MÁGICA que ella misma se está limpiando del mal que nosotros le hicimos, las personas en su lejanía se dieron cuenta que se extrañaban quedándose en su casa leyendo libros, viendo películas, escuchando música, jugando play, haciendo ¨challenge¨ pero con sus familias y hoy más unidas que nunca, el rico al no poder salir de su casa tuvo que conformarse con lo que hay en su cocina sin salir a restaurantes caros de lujo, las personas aplauden a los que desde su ventana tocan algún instrumento, aplauden a los verdaderos héroes que son los médicos, nuestras mentes se relajan un poquito porque ya no hay prisas, solo la espera.

Cuando ya todo estaba a punto de estallar, el mundo entero se ha unido convirtiendo los 5 continentes en uno solo, tenemos miedo, miedo a lo desconocido, miedo a la muerte, miedo a salir de casa y encontrarnos algún conocido que no vamos a poder saludar, miedo a la incertidumbre, miedo a contagiar a nuestros familiares o que nuestros familiares nos contagien.

De repente todo se para y es cuando entendemos el valor que tienen las pequeñas cosas justo en el momento que nos las quitan, las cosas importantes a las que antes no les dábamos importancia y se daban por sentado, hoy le damos la importancia real a un abrazo de mamá, papá, hijos o esposo/a, al olor de tu familia, al reír con los amigos por cualquier tontera, al caminar en la arena del mar, al sentir la brisa en el lago, al caminar subiendo el volcán. Hoy estamos viviendo algo insólito y es el año que la tierra solita obligo al mundo a detenerse, y literal EL MUNDO A DETENERSE.

Éramos RICOS y no lo sabíamos.

Teto Gallegos

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Teto Gallegos
Teto Gallegos